Archivo por meses: enero 2013

Dos miradas, a dos tiempos

Sin Título (Elizabeth Torres / Arlette Montilla)

La segunda quincena del año me la pase mirando el futuro, literalmente, porque compartí 15 días de fotos con Elizabeth que vive en Adelaida, Australia, una ciudad costera con poco más de un millón de habitantes, la quinta más grande de por esos lados. Más venezolana que una arepa, con 16 horas de diferencia de horario ella vive adelantada a mi tiempo tropical, entonces cada medianoche ella me mostraba el futuro y yo me dedicaba, en el pasado, a buscarle contrapartida.

Un día, como muchos venezolanos,  dijo “me largo de esta vaina” agarró sus cachachás y se montó en un avión para el culo del mundo, sin exagerar.  O al menos eso me pareció,  porque un día estaba súper instalada y al siguiente había vendido carro, libros, y cuanta pertenencia hiciera que su equipaje pesara más de 25 kilos. Pero conociendo un poco a esta chica tan echada pa’ lante seguro todo lo tenía fríamente calculado.

Arquitecta y fotógrafa, su trabajo es observar, y todo lo mira en líneas rectas y curvas, geometría y numerología; sin saberlo se embarcó conmigo en 15 días de fotografías en donde su mente planificadora prevaleció, y por mi lado me hizo buscar ángulos, perspectivas y sobre todo me hizo mirar hacia arriba. Eso caracterizó las últimas semanas para mi, cada vez que caminaba o manejaba en esta ciudad de la furia, mirar hacia arriba y buscar, ritmo, patrones … y cuando no era hacia arriba igual los miraba en todas partes.

Rollin’ (Elizabeth Torres / Arlette Montilla) 

En Caracas tuve la oportunidad de ser profesora de fotografía de Elizabeth y por supuesto que me encantó compartir con ella en el mismo nivel, porque de eso se trata, de seguir aprendiendo cada día. Ella me hizo reconocer en todas las cosas armonía, eso fue importante. Me agarró en la semana en que me activé en mi trabajo entonces el tiempo libre no era el mismo, pero miré a mi alrededor, como le recomiendo a mis alumnos y encontré cosas interesantes en el lugar que habito, en mi trabajo, en el espacio donde entreno, en muchos casos ahí mismitico estaba la foto.

Sé que Elizabeth necesitaba activarse, y como no tiene mucho rato allá espero le haya hecho bien recorrer esa nueva ciudad con otros ojos. Pude ver en sus fotos como iba calentando e iba relajándose más en la búsqueda de su nuevo cotidiano, ese que es difícil de reconocer cuando apenas te has ido del país donde has estado toda la vida. Pude ver la novedad y el descubrimiento de espacios nuevos para ella y que ahora serán más rutinarios. Pude ver su aproximación honesta e inocente al mundo que le rodea.

A Elizabeth la extrañamos un montón, su cara de cañon con sonrisita pícara, sus comentarios sarcásticos pero precisos, su humor particular, su autoexigencia, su desenfado y sobre todo su humildad, que tanta falta hace estos días en la gente. Sé que ella nos extraña, pero no extraña Caracas, a quien retrató en su miseria de desorden y caos arquitectónico en el último proyecto fotográfico que desarrolló en La Escuela Foto Arte guiada por Violette Bule y que espero esté imprimiendo y mostrando pronto por allá en ese extraño continente.

Gracias negra (como te dice Erika) por estos 15 días maravillosos!

Si quieres ver más visita 15dias2miradas.org
Sigue a @nenitvs en Twitter e Instagram 

Del norte y el sur

Teatro (José Arato / Arlette Montilla)

José es un venezolano en sus “late 30’s” (aclaratoria que hago por su petición), simpático y buenmozo. Hace 17 años vive en Toronto, Canadá, logró montar un negocio propio de comida española porque además de los atributos iniciales resulta que es Chef y un buen emprendedor. En la vida hemos compartido momentos, coincidido en etapas convulsionadas y de alguna manera hemos construído un lazo invisible de complicidad.  Compartí 15 días con el, a distancia. El allá y yo aquí, fotografiando. El su cotidianidad, yo una respuesta a su cotidiano.

Norte/Sur, Neutro/Saturado, Frío/Calor, Classy/Tropical … los contrastes a la orden del día. Lo que más me gustó de los primeros 15 días del año compartiendo con José fue observar como cada día su pasión por crear, por encontrar ese momento justo que representara su día, iba creciendo. Observé intención, corazón, ánimo de encontrar y encontrarse, observando.

Por mi parte me hallé en una reconciliación con los espacios que transito pero que no determino regularmente, estimando la belleza en lo cotidiano de mi ciudad, y en lo no tan cotidiano cuando por ejemplo decidí tomar un moto-taxi, cámara en mano, para robarle una foto al Teatro Nacional en el Centro de Caracas, zona que no frecuento pero de la que estoy enamorada. Se me enredó el día y al final sólo tenía media hora para hacerlo, porque la luz se iba desvanecienco. Era un día no laborable de ciudad tranquila y amable, con Ávila y cielo despejado, y aproveché para robarle un instante. Cuando le comenté al mototaxista sobre mi “misión” se rió y me dijo “No entiendo nada, pero plomo belleza, vas a tener tu foto” y así fue como ese muchacho flacuchento se convirtió en mi cómplice.Me olvidé del riesgo, el casco con mil sudores, y camino a mi destino por la autopista disfruté del aire templado caraqueño y la vía recta sin carros.

Yo sé que no importa la anécdota si en la foto no se ve ese cuento que les estoy echando, pero yo aquí solo tiro letras y esa foto con historia para mi valió la pena, así como valió la pena la terapia de José y mía, escapándonos de la realidad a través de la fotografía para iniciar el 2013 con buena energía.

José se quedó enganchado, sigue buscando espacios para convertirlos en memorias permanentes, explora la ciudad que lo recibió como un emigrante tropi-caliente y que hoy le da recompensas y glorias, además de mucho, pero mucho trabajo. Sé que José tiene un trompo enrollado con Caracas, que dice que resolvió, pero yo no le creo. Me lo dicen sus ganas de comer arepa los domingos en la noche antes de empezar de nuevo la semana de trabajo agotador. Se reta cada día, reta a otros y como buen venezolano goza un puyero!

Si quieres ver más visita 15días2miradas.org
Sigue a @josearato en Twitter e Instagram