Archivo por meses: agosto 2009

#yo confieso – a propósito de acercarme a los 40


Que casi caigo otra vez, que la vida me la pone de bombita y yo que la dejo pasar.  Que nadie esta contento con lo que tiene, y lo que tiene uno es lo que le gusta al otro.  Que las palabras son dagas si se usan para matar (cliché!).  Que es hora de rescatar inspiraciones, solo porque si.  Que me mentí hace poco más de un año cuando pensé en iniciar en pensamientos en blog (again!).  Que me veo y no me reconozco.  Que las imágenes hablan por mi más que mi misma. Que aprendí a administrar las verdades (sin decir mentiras). Que quiero días vírgenes, sin paquetes que resolver y que después los desperdiciaré sin saber que hacer con ellos.  Que la felicidad existe, está en el espejo de la cortinilla de mi Canon.  Que odio la hora loca y las cumbias.  Que puedo ser lastre, pero soy mejor de viento para las velas, si quieres.  Que tengo una miedosita escondida por ahí, pero me domina.  Que le temo a la vejez, pero no a la muerte.  Que me falta valentía (eso ya lo había dicho?). Que sí, que lo voy a hacer, esta vez si. Que soy un desastre llevando agendas y me río de la palabra “Gerente”.  Que a veces, para decir la verdad hay que mentir, porque pocos te creen.  Que es duro encontrar un espejo y verse tan duramente.  Que no sería amiga de mi misma: soy mala con los cumpleaños, me fastidian las fiestas y no soy sociable (que novedad). Que sigo en el camino hacia mi meta, y sé que seré recordada.  Que ayer lloré al recordarte. Que te imaginé soñando. Que me sorprendo al levantarme por seguir viva.  Que no sacaré las cuentas de los hombres con quienes he estado.  Que es mejor perder las ganas que matarlas con cualquiera.  Que soy una mezcla de Miranda, Samantha y Carrie, pero NADA de Charlotte. Que no voy a baby showers.  Que ahora me doy cuenta de las trampas.   Que me gusta quedarme en casa, y es mejor estar dentro que fuera.  Que no me gustan que me despierten. Que ya no tengo mucho que confesar.